La pollerona

  • slide-1-bg
  • slide-2-bg
  • slide-3-bg
  • slide-4-bg
  • slide-5-bg

bar
PROMOCIONES

NUESTRA CARTA

SI, VISITANOS


¡VISÍTANOS!


Av. Próceres 2292 San Hilarión San Juan de Lurigancho
Telf: 388-3418
Av. José Carlos Mariátegui 2519 El Agustino
Telf: 385-0875

Escríbenos a:
reservas@lapollerona.com
marketing@lapollerona.com
logo

NUESTRA HISTORIA

Albertina La Pollerona vivía en la hermosa ciudad de Huancayo, en el distrito de Chilca. Ella era una de las más reconocidas y queridas de su tierra, por la sazón de sus comidas, su temperamento aguerrido, su fortaleza y ganas de salir adelante.

Evaristo Cresta Roja, su fiel amigo de la infancia, estaba perdidamente enamorado de ella. Él siempre destacaba por su serenidad y timidez, sin embargo, tenía decidido a expresarle todo lo que sentía.

Luego de la pesada jornada de trabajo, sus familias siempre se encontraban en la casa de La Pollerona. La sazón de Albertina siempre les evocaba recuerdos de su niñez: las tradiciones familiares y las reuniones felices con seres queridos y amigos.

Un buen día, Evaristo se armó de valor y le confesó lo que sentía. Para su sorpresa, la Pollerona, aceptó encantada a ser su esposa. Se casaron y emprendieron un largo viaje, juntos…

El sueño de Albertina era formar un negocio propio para dar a conocer la sazón de su cocina, por ello Evaristo Cresta Roja le ofreció todo su apoyo.

La Pollerona, muy emocionada, después de tener a sus cuatro hijos: Gregorio Pollo Gordo, Clara Pico Fuerte, Jacinto Pata Corta y Juanpi Cascarón Roto, siguió cocinando con pasión y dedicación, en la esquina de una calle, desde una humilde carretilla, hasta que por fin abrió su propio restaurante.

La Pollerona se dio cuenta de que su sueño, ahora hecho realidad, recién estaba iniciando.